Asociaciones sin fines de lucro de México corren el riesgo de desaparecer

La ley actual las define “como todas aquellas asociaciones que no buscan la generación de una utilidad” y por ello tributan como persona moral con fines no lucrativos y pueden recibir donativo


Las asociaciones sin fines de lucro y con objetivos altruistas están en riesgo de desaparecer en México por las modificaciones de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que debe ser aprobada en las dos cámaras en un procedimiento que comienza el próximo lunes.

La ley actual las define “como todas aquellas asociaciones que no buscan la generación de una utilidad” y por ello tributan como persona moral con fines no lucrativos y pueden recibir donativos, en efectivo o en especie, sin ser contribuyentes del ISR.

Además, pueden aplicar los donativos deducibles que reciban a otras actividades adicionales contenidas en su acta constitutiva o estatutos.

“Sin embargo con los cambios propuestos las donatarias (asociaciones sin fines de lucro) autorizadas están en riesgo de desaparecer, lo que afectará a millones de mexicanos”, dijo Ricardo Padilla, representante del Instituto de Especialización para Ejecutivos S.C.

Padilla explicó que en lo que refiere a la propuesta de modificación al destino del patrimonio se concluye que “atenta directamente contra la propiedad privada y los activos de la organización”.

“Entre los riesgos de la propuesta apunta que “en caso de perder el registro como donataria autorizada, se traslade el patrimonio completo a otra donataria autorizada sin mayor justificación y reglas claras”.

El abogado recordó que las donatarias autorizadas son todas aquellas organizaciones sociales y asociaciones, sobre todo de la parte civil, “que coadyuvan a otorgar facilidades y beneficios a la sociedad, supliendo, de alguna manera, las carencias o áreas de oportunidad que hay en el entorno”

Según los registros oficiales, la mayoría de las asociaciones se enfocan en la parte asistencial y otorgan apoyo económico, mientras otras están en el sector educativo.

Para Padilla el problema central “es que no hay reglas claras que definan cómo va ocurrir lo que se plantea” en la ley lo cual consideró como grave y por ello manifestó que el sector está “muy preocupado”.

Remarcó que la propuesta atenta contra la propiedad privada “ya que limita derechos de libre asociación de los ciudadanos. Así ya nadie va a querer constituir una asociación civil porque lo que se genere en 15 o 20 años, en que la sociedad esté operando, te lo van a quitar de la noche a la mañana por un simple error técnico”.

A juicio de Padilla, las donatarias “ya están suficientemente reguladas y ya existes normas al respecto” y recordó que forman parte de universidades estatales, museos, patronatos, asociaciones contra el cáncer, o de asuntos del campo.

Según registros del Servicio de Administración Tributaria (SAT), órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en México existen 14 mil 287 donatarias autorizadas o asociaciones sin fines de lucro.

Padilla reconoció que “desafortunadamente algunas donatarias autorizadas son un vehículo financiero que se ha utilizado para realizar malas prácticas, pero no podemos catalogar a todas por igual y poner la guillotina sobre todas”.

Señaló que el sector educativo, al que representa, está a favor “de que quien no cumpla que le quiten la autorización como donataria para que no pueda recibir donativos y que pague impuestos”.

La iniciativa se encuentra actualmente en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, en un anteproyecto y se prevé que el próximo lunes se presente en dicha comisión y el martes 20 se vote en el pleno de la Cámara de Diputados.

Con información de EFE