ONU pide a los 193 Estados miembros adoptar resolución impulsada por México ante COVID-19

El presidente de la Asamblea General de la ONU envió una carta a los 193 estados miembros para adoptar las medidas necesarias de inmediato

El presidente de la Asamblea General de la ONU, Tijjani Muhammad-Bande, envió una carta a los 193 estados miembros de las Naciones Unidas señalando que no había objeciones a la resolución impulsada por México, y les hizo un llamado para adoptar las medidas necesarias de inmediato.

“Tomen medidas de inmediato para evitar (…) la especulación y el almacenamiento indebido que pueda dificultar el acceso a medicamentos esenciales, vacunas, equipos de protección personal y equipos médicos seguros, efectivos y asequibles”, señaló la misiva.

La iniciativa mexicana, coordinada por el canciller Marcelo Ebrard, pide a todos los Estados que tomen medidas para evitar la especulación y el acaparamiento indebido de productos como medicamentos, vacunas o equipos de protección con el fin de que todos los países tengan acceso a ellos.

Exige una mayor coordinación, incluido el sector privado, “hacia un rápido desarrollo, fabricación y distribución de diagnósticos, medicamentos antivirales, equipos de protección personal y vacunas”.

Este lunes, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución impulsada por México para tratar de impedir la especulación con insumos médicos necesarios para responder a la pandemia del coronavirus y evitar su acaparamiento.

El texto, al que se sumaron como copatrocinadores un total de 179 países, quedó formalmente aprobado en la noche del lunes al no haber oposición, según informó la Asamblea General, que está sacando adelante sus decisiones a través de procedimientos escritos ante la imposibilidad de reunirse para votar como consecuencia del COVID-19.

La resolución solicita al secretario general de la ONU, António Guterres, que coordine los esfuerzos de la organización para asegurar acceso global a estos insumos en cooperación con la Organización Mundial de la Salud.

El objetivo es que Naciones Unidas se convierta en un mediador para que todos los países, independiente de su condición económica, puedan acceder a los insumos médicos y tratamientos para el COVID-19.

El texto subraya que un acceso equitativo a productos de salud es una “prioridad global” y que la disponibilidad de estos materiales clave será fundamental para responder a la pandemia.

La resolución fue impulsada por México después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador hiciese un llamamiento, en la misma línea, durante una reunión del G-20 sobre el coronavirus.

En esa cita virtual, que supuso su primera intervención en una cumbre mundial, López Obrador pidió “atajar la especulación” y vencer la crisis con “fraternidad universal”.

Con información de The New York Times y EFE