POR EL DELITO DE HOMICIDIO SIMPLE DOLOSO, OBTIENE FISCALÍA DE JUSTICIA DE SONORA CONDENA DE 8 AÑOS 1 MES DE PRISIÓN, EN PROCEDIMIENTO ABREVIADO, CONTRA UN SUJETO, EN ETCHOJOA


Juan Rosario “N.” permaneció prófugo por casi dos años, pero en menos de un mes luego de su aprehensión por agentes AMIC, la FGJE Sonora obtuvo la sentencia condenatoria el pasado 27 de julio.

• Los hechos se suscitaron el 14 de julio de 2018 en la comunidad de La Bocana, Etchojoa, donde en riña propinó una patada en la cabeza a Carlos Federico “N.”, quien estaba en el suelo, que le provocó lesiones y posteriormente la muerte, en un hospital.

Etchojoa, Sonora, julio 30 de 2020.- En menos del mes, un sujeto que estuvo prófugo por casi dos años recibió sentencia condenatoria de 8 años 1 mes, por el delito de homicidio simple doloso, además deberá pagar 43 mil 440 pesos de reparación del daño moral.

Ante los contundentes datos de pruebas, presentados por personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE), el Juez dictó las medidas contra Juan Rosario “N.” el pasado lunes 27 de julio, en procedimiento abreviado.

El juicio se celebró por videoconferencia, donde participó la madre de la víctima Carlos Federico “N.”, la defensa del ahora sentenciado y el Agente del Ministerio Público, por parte de la Fiscalía de Sonora.

Fue el pasado 7 de julio cuando elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) ejecutaron orden de aprehensión a Juan Rosario “N.”, por el delito de homicidio simple doloso cometido el 14 de julio de 2018.

El día de los hechos, la víctima se encontraba en compañía de dos amigos en un domicilio particular en la localidad de la población de La Bocana, Etchojoa, cuando alrededor de las 01:30 horas arribó el imputado.

Sostuvieron una discusión, posteriormente ambos salen de la vivienda y en la calle, frente a un abarrote, empiezan a pelear, propinando Juan Rosario “N.” un golpe en la cara a la víctima, quien cayó al suelo.

Ese instante aprovechó agresor para propinar una patada a la cabeza de Carlos Federico dejándolo inconsciente, por lo que fue trasladado al Hospital General del Bajo Río Mayo, en Huatabampo, donde finalmente falleció por el golpe.

Se hicieron las diligencias correspondientes al caso, dictaminando el perito médico legista que la causa de la muerte fue por traumatismo craneoencefálico y hemorragia cerebral, se inició con la investigación recabando entrevistas de los testigos por parte de AMIC, entre otros datos de pruebas que derivaron en la sentencia condenatoria.